El chapuzón


Balnearios, colores deslumbrantes y sus formas irreales. Es increíble presenciar como estos elementos se mezclan y crean un paisaje surealista, onirico y a pesar de que muchos no están alejados más que a unos cuantos metros de la carretera esto pronto se olvida mientras mas te adentras en ellos.

Los balnearios en Mexico están muy cargados de nuestra cultura, son escenarios folcloricos, muestra de nuestra personalidad barroca, alegre y colorida.

Creo que ni el mismo Walt Disney podría haberlos imaginado sin haberse primero tomado algo que le hiciera ver hongos fosforecentes, dragones, ranas de 5 metros e incluso al mismísimo hombre araña.


La idea de fotografiar balnearios es parte de documentar aspectos de nuestra cultura -sin caer en temas muy trillados, como la documentación de los indígenas en sus comunidades.

Reflejar lo opuesto a tristeza, pobreza o sufrimiento, que me parecen temas constantes en el arte actual.

Los balnearios no son una moda, porque simbolizan la relación del hombre con el agua, dicha relacion es una necesidad vital.

Los balnearios son sobre todo esparcimiento y salud, pero cuando uno se sumerge en el agua percibe un sentimiento especial que acaso se remonta a nuestros orígenes como especie.

Carla Viancini Reimers

hola@carlaviancini.com

C. 55 44 54 95 48